Virgen de la Soledad o Virgen de Moissac

RF005101

Nuevo producto

Esta representación es una copia de un escultor anónimo, probablemente de principios del siglo XX, basado en la obra original de terracota policromada.

Una cara completa con pequeños rasgos emerge de un gran cortinaje de carácter borgoñón que recuerda muy fuertemente la estatuaria de Tolosa del siglo XV.

De la misma veta ha surgido una producción muy numerosa, y la Virgen de Moissac es sin duda la obra maestra: una figura dolorosa pero digna cuyos ojos aún están bajados, impresiona por el contraste entre el cuerpo y la cara que evoca demasiado a Claus Sluter y la escuela borgoñona del siglo XV.

Nada, aquí, de la gracia algo amotinada que se encuentra en las estatuillas de la vecina Rouergue, sino un sentido monumental que obliga al silencio, a la compasión, tanto como a la admiración por el artista. Con un mínimo de medios, el escultor alcanza la cumbre de la emoción y el dramatismo: ninguna gesticulación que externalizase un dolor interior aún más conmovedor.

La suavidad, el realismo y la calma permanecen, a finales del siglo XV, tan atormentados, convincentes y esencialmente religiosos.


Reproducción en resina patinada

Dimensiones
Alto: 24 cm.
Ancho: 16,5 cm.
Profundo: 13 cm.
Peso: 3,2 kg.
Período: Finales del siglo XV
Museo: Moissac - Hospicio
Material: Resina.
Editor: rmngp

102 €

- +

Escribir un comentario

Virgen de la Soledad o Virgen de Moissac

Esta representación es una copia de un escultor anónimo, probablemente de principios del siglo XX, basado en la obra original de terracota policromada.

Una cara completa con pequeños rasgos emerge de un gran cortinaje de carácter borgoñón que recuerda muy fuertemente la estatuaria de Tolosa del siglo XV.

De la misma veta ha surgido una producción muy numerosa, y la Virgen de Moissac es sin duda la obra maestra: una figura dolorosa pero digna cuyos ojos aún están bajados, impresiona por el contraste entre el cuerpo y la cara que evoca demasiado a Claus Sluter y la escuela borgoñona del siglo XV.

Nada, aquí, de la gracia algo amotinada que se encuentra en las estatuillas de la vecina Rouergue, sino un sentido monumental que obliga al silencio, a la compasión, tanto como a la admiración por el artista. Con un mínimo de medios, el escultor alcanza la cumbre de la emoción y el dramatismo: ninguna gesticulación que externalizase un dolor interior aún más conmovedor.

La suavidad, el realismo y la calma permanecen, a finales del siglo XV, tan atormentados, convincentes y esencialmente religiosos.


Reproducción en resina patinada

Dimensiones
Alto: 24 cm.
Ancho: 16,5 cm.
Profundo: 13 cm.
Peso: 3,2 kg.
Período: Finales del siglo XV
Museo: Moissac - Hospicio
Material: Resina.
Editor: rmngp

Escribir un comentario

 
Comentarios(0)

No hay comentarios en este momento.

11 Otros productos en la misma categoría:

Menú