La pequeña bretona o La tímida por René Quillivic

RF005895

Nuevo producto

Nacido en Plouhinec, René Quillivic procede de una familia modesta donde se sumerge en la tradición bretona. Estudió escultura en la Escuela Nacional de Artes Decorativas, luego en la Escuela Nacional de Bellas Artes de París. Sus primeras obras expuestas en el Salon de los Independientes muestran a un artista vinculado a los personajes de su infancia.

Bretaña y sus habitantes siguen siendo su principal fuente de inspiración. Construyó numerosos monumentos conmemorativos a la guerra de 1914-1918 a la que Bretaña pagó un precio tan alto.

En este retrato de una joven bretona tímida con los ojos bajados, la composición reflexiva y armoniosa heredada de su formación académica no altera la sensibilidad del artista al medio popular en el que se inspira.

Durante el periodo de entreguerras,René Quillivic fue uno de los partidarios de esta especificidad bretona que deseaba dar testimonio de su identidad, al tiempo que se mantenía abierto a las nuevas tendencias artísticas. Así se presenta a sus contemporáneos como uno de los mejores representantes de la renovación de la escultura bretona.

Reproducción en resina patinada.

Dimensiones
Alto: 24 cm.
Ancho: 16 cm.
Profundo: 18 cm.
Peso: 6 kg.
Corriente artística: Siglo XIX
Artista: René Quillivic (1879-1969)
Museo: Quimper - Museo de Bellas Artes
Material: Resina.
Editor:rmngp

240 €

- +

Escribir un comentario

La pequeña bretona o La tímida por René Quillivic

Nacido en Plouhinec, René Quillivic procede de una familia modesta donde se sumerge en la tradición bretona. Estudió escultura en la Escuela Nacional de Artes Decorativas, luego en la Escuela Nacional de Bellas Artes de París. Sus primeras obras expuestas en el Salon de los Independientes muestran a un artista vinculado a los personajes de su infancia.

Bretaña y sus habitantes siguen siendo su principal fuente de inspiración. Construyó numerosos monumentos conmemorativos a la guerra de 1914-1918 a la que Bretaña pagó un precio tan alto.

En este retrato de una joven bretona tímida con los ojos bajados, la composición reflexiva y armoniosa heredada de su formación académica no altera la sensibilidad del artista al medio popular en el que se inspira.

Durante el periodo de entreguerras,René Quillivic fue uno de los partidarios de esta especificidad bretona que deseaba dar testimonio de su identidad, al tiempo que se mantenía abierto a las nuevas tendencias artísticas. Así se presenta a sus contemporáneos como uno de los mejores representantes de la renovación de la escultura bretona.

Reproducción en resina patinada.

Dimensiones
Alto: 24 cm.
Ancho: 16 cm.
Profundo: 18 cm.
Peso: 6 kg.
Corriente artística: Siglo XIX
Artista: René Quillivic (1879-1969)
Museo: Quimper - Museo de Bellas Artes
Material: Resina.
Editor:rmngp

Escribir un comentario

 
Comentarios(0)

No hay comentarios en este momento.

30 Otros productos en la misma categoría:

El chino

280 €

Menú